Fabi Cremer

Fabi Cremer

La leptina en nuestro organismo.

El gran cambio de paradigma en cuanto a la imagen corporal y su relación con la salud alimentaria es de importancia capital. Es la razón por la que hoy en día abundan tratamientos de todo tipo. Desde dietas de impacto, intervenciones quirúrgicas e incluso, sesiones de hipnosis. En este caso, la leptina se ha convertido en una especie de panacea para el control del peso, por su relación directa con la grasa corporal y su control. Sin embargo, como no todo lo que brilla es oro, necesitamos establecer la realidad de su beneficio y como optimizarlo para lograr los resultados esperados.

¿Qué es la leptina?

¿Qué es la leptina?

Se trata de una hormona de regulación que actúa en dos campos fundamentales. El primero se relaciona con la sensación de saciedad. Debemos recordar que el cuerpo humano, y en general los animales, funcionamos a partir de impulsos electro-bioquímicos. Las hormonas son las responsables de disparar determinados procesos o respuestas que consideramos conscientes pero, en realidad son totalmente biológicas. Es decir, la voluntad o la realidad no tienen mucho que ver.

El otro aspecto en el que la leptina trabaja, se relaciona con la administración de recursos energéticos. Es otro ámbito que debemos valorar, sobre todo asumiendo que la alimentación tiene una finalidad nutricional. Esto, más allá de las valoraciones sobre la satisfacción o sobre el equilibrio de los alimentos, nos ofrece una visión complementaria de los procesos corporales y como estos se someten a un control centralizado en nuestro cerebro.

¿Qué función tiene la leptina en nuestro cuerpo?

Aquí es donde viene lo interesante. La leptina cumple la tarea de controlar el apetito, ofreciendo una sensación de saciedad. Así mismo, estimula el gasto de energía para mantener el equilibrio de nuestro peso corporal. De esta forma, observamos lo fundamental que puede resultar para el control de peso y desempeño físico.

¿Por qué es tan importante la leptina en el cuerpo?

¿Por qué es tan importante la leptina en el cuerpo?

Ahora bien, estas funciones y su correcto resultado, traen consecuencias benéficas en el corto y largo plazo. Lo primero es que mantiene un estado de equilibrio que promueve la adecuación de otras condiciones. Por ejemplo:

– Mantiene un control sobre las grasas corporales.

Recordemos que la grasa es el sistema de ahorro del cuerpo. El cerebro piensa, verifica la situación exterior. En la medida en que consumimos más alimentos, sobre todo aquellos altos en grasa, nuestro cuerpo considera que es necesario ahorrarlos para un momento de necesidad. Sin embargo, no los gastamos, así que la leptina ofrece la oportunidad de mantener bajo el consumo de grasas, para no guardarla (en exceso) en forma de tejido adiposo.

– Mejora el sistema inmunológico.

Es otro concepto interesante, derivado del procesamiento de informaciones en nuestro cerebro. Imaginemos que tenemos en centro de mando en nuestra cabeza. En el mismo, se otorga prioridad a determinadas funciones, según sean necesarias. Sí comemos adecuadamente y la leptina hace su trabajo, pues, la inmunidad mejorada es el resultado de un cerebro con menos preocupaciones externas. Invierte energía en mejorar este aspecto.

– Mejora el sueño.

Finalmente, un estado de equilibrio, evidenciado en la nutrición, tiene un resultado óptimo en funciones vegetativas. Desempeño del corazón, mejora en la capacidad de respuesta nerviosa, en fin, todo nuestro cuerpo ofrece resultados relevantes, a nivel de órganos y sistemas. De allí que la leptina colabore en tener un buen sueño. Es decir, el descanso es realmente profundo, porque disminuyen, tanto elementos como situaciones que lo perturben.

– Tiene una relación con aspectos como el reproductivo

Al regular el tejido adiposo modula la función reproductiva. En este sentido, la doctora Marisa Geller, presento un estudio muy interesante. Al respecto señala: “Los ratones genéticamente obesos (ob/ob), con carencia de leptina, son infértiles y muestran un patrón de secreción de gonadotrofinas similar al de la pubertad”. Esta respuesta experimental dio pie a nuevos hallazgos a nivel de seres humanos. En este punto, lo determinante es que son cuestiones que todavía se encuentran a nivel de estudios.

Estos son solo algunos de los beneficios que la leptina representa para nuestro organismo. Sí agregamos algo de voluntad para mejorar nuestra alimentación, tenemos un espacio para la optimización de otros procesos.

¿Dónde se encuentra la leptina?

¿Dónde se encuentra la leptina?

Muchas veces nos dejamos dominar por el criterio de suplementos que deben mejorar nuestras reservas de minerales y sustancias beneficiosas. Sin embargo, muchas de ellas se encuentran de forma natural y en muchas fuentes. Es el caso de la leptina. La misma es sintetizada por nuestro organismo desde diversos tejidos adiposos.

En condiciones normales no hace falta suplementarla porque además, responde a un equilibrio interno. Es decir, mientras más grasa corporal, se sintetiza más leptina. Esto trae como consecuencia una función totalmente interna. Las fallas son el resultado de problemas de síntesis hormonal y deben ser consultados con un especialista endocrinólogo.

En efecto, existen suplementos de leptina, particularmente de síntesis química pero se usa para el tratamiento de determinadas afecciones. Especialmente, aquellas vinculadas a la diabetes y su influencia en el desarrollo de tejido adiposo.

La relación de la leptina con la obesidad.

A lo largo de este artículo, hemos hecho referencia a la relación que mantienen la leptina y la grasa corporal. Al respecto hemos indicado una directa proporcionalidad, que nos hace pensar, ¿Por qué los obesos, sí tienen más leptina, no pueden controlar en apetito? Esta es una situación que puede tener concepciones relativas. Primero, no todos los obesos no controlan el apetito, algunos si, y a pesar de eso engordan con facilidad.

Pero en el caso de los que no tienen ese problema, la respuesta es sencilla, simplemente la leptina no hace su trabajo de manera adecuada en esos organismos. No existe un mecanismo para determinar la resistencia a la leptina, pero, contamos con algunos indicios como la aparente falta de voluntad para dejar de comer o la acumulación de tejido graso en la zona abdominal.

¿Cómo podemos ayudar a la leptina para controlar la grasa corporal?

¿Cómo podemos ayudar a la leptina para controlar la grasa corporal?

Evidentemente, existe una manera digamos lógica para hacer eso. Mejorar nuestros hábitos nutricionales resulta básico. Disminuir el consumo de cualquier alimento que contenga grasas, reducir la ingesta de azúcares y el exceso de carbohidratos. Así mismo, mantener rutinas constantes de ejercicios, no necesariamente de impacto, pero definitivamente con una frecuencia estable.

Como vemos, la leptina es una hormona vital para la salud general. Tener un buen sueño, controlar la cantidad de grasa corporal, mejorar nuestra salud reproductiva, así como la inmunidad, son solo algunas cosas para tomar en cuenta. Así mismo, podemos considerar su rol en otras áreas, que mejorar la calidad de vida y nuestro desempeño diario.

Suscríbete a mi boletín y recibe mi guía gratuita
"Primeros pasos hacia nuevo estilo de vida"!

* Tus Datos están Seguros, odiamos el Spam y en cualquier momento puedes pedir que borremos tu información

Contacto
Ponte en contacto conmigo

Quieres conseguir el cuerpo que siempre querías o comer mas sano? Quieres transmitir ese estilo de alimentación a tu familia? Ponte en contacto conmigo con confianza y permita me ayudarte con mi experiencia y conocimiento.

En este portal voy a enseñar a que te quieras. No sólo en alimentación, sino también en alimentación con conocimiento. Nos alejemos de los estereotipos y nos acerquemos al bienestar.

La leptina en nuestro organismo.

La leptina en nuestro organismo.

El gran cambio de paradigma en cuanto a la imagen corporal y su relación con la salud alimentaria es de importancia capital. Es la razón por la que hoy en

El hambre y la grelina

El sistema digestivo lleva a cabo distintos procesos en el que intervienen varias hormonas importantes, una de estas es la grelina, encargada principalmente de enviar a tu cerebro la información